Verificado


San Millán s/n, Úbeda
San Millán s/n Úbeda

(SS. XIII – XVI, Plan Especial de Protección)

Unida a los muros del antiguo convento de la Merced, la primitiva iglesia debió existir desde tiempos remotos, ya que nada más conquistada la ciudad en 1233 por Fernando III se suscita un pleito entre ésta y Santa María por obtener los derechos de colegiata. De su actual fábrica el elemento más primitivo es la torre-campanario, de planta cuadrada y enorme grosor en sus muros, ejecutada a finales del siglo XIII siguiendo planteamientos tardorrománicos. En el siglo XVI la iglesia fue remodelada totalmente según un proyecto que planteaba la construcción de tres naves, de las que sólo se concluyó la central, cubierta con falsa bóveda, conforme al aspecto que presenta en la actualidad. Todo el templo se caracteriza por su extrema sencillez, siendo visibles numerosos materiales reutilizados de la primitiva construcción. Las portadas exteriores, la de acceso a la sacristía y una pequeña hornacina junto al altar mayor, todas ellas renacentistas, son los únicos elementos ornamentales que conserva la iglesia.

Aquí se venera a la Santísima Virgen de la Soledad, cuyo trono de orfebrería en plata es procesionado a hombros por los hermanos cofrades en la tarde del Viernes Santo. La veloz carrera ascendente por la Cuesta de la Merced, abigarrada de espectadores, constituye uno de los momentos más emotivos y singulares de toda la Semana Santa.