Verificado


San Andrés s/n, Baeza
San Andrés s/n Baeza

(S. XVI, Bien de Interés Cultural)

Este templo de San Andrés, dedicado al patrón de la ciudad, acoge también la imagen gótica de la patrona: la Virgen del Alcázar. Se comenzó a edificar a principios del siglo XVI, aprovechando para ello las piedras del demolido Alcázar. La portada principal, de estilo plateresco, presenta una puerta abocinada entre columnas adosadas con capiteles corintios, con abundante decoración de mascarones, grutescos, cornucopias y candeleros. El cuerpo superior se divide en tres calles mediante pilastras, centrando la composición la imagen de San Andrés. A los lados podemos observar los explícitos escudos del obispo que la mandó construir, Alonso Suárez de la Fuente del Sauce, en los que aparece precisamente la figura de una fuente de la que sale un sauce. Una crestería remata esta portada. A la izquierda podemos también contemplar una encantadora hornacina plateresca con un relieve de La Piedad.

La torre, de planta cuadrada y rematada con una crestería de flameros, fue labrada entre 1534 y 1579. En las esquinas aparecen escudos episcopales y, en el último cuerpo, columnas rematadas con gárgolas. Una de las campanas, conocida como la Beltrana, sirvió como escondrijo para la primitiva imagen de la patrona en 1158, tras la reconquista musulmana de la ciudad.

La portada norte, renacentista y muy severa, está atribuida a Francisco del Castillo “El Viejo”. Es un arco de medio punto con dovelas radiales, flanqueado por columnas corintias de fuste estriado. Sobre él un frontón triangular entre flameros acoge el escudo del obispo constructor, Diego Tavera, lo que fecha a esta portada entre 1555 y 1560.

El interior de la iglesia consta de dos naves rodeadas de capillas renacentistas. La nave principal se divide en siete tramos mediante arcos diafragma apuntados, que se cubrían con un sencillo alfarje de madera, del que se conservan los tres tramos de los pies. En uno de estos arcos se hallan pintados los escudos de los nobles que conquistaron Baeza. La Capilla Mayor fue trazada por Andrés de Vandelvira hacia 1564 y labrada por Juan de Izpino. Junto a ella destacan la Capilla bautismal, con una bella portada plateresca, el coro, que conserva la sillería del siglo XVIII, y un importantísimo patrimonio mueble: escultórico, pictórico y de orfebrería.