Verificado


Plaza Cánovas del Castillo s/n, Baeza
Plaza Cánovas del Castillo s/n Baeza

(SS. XII-XV, Bien de Interés Cultural)

Es uno de los accesos más importantes al interior del recinto fortificado. Prueba de ello es la torre albarrana que la custodia, conectada a través de un puente con la línea de fortificación y por medio de ésta con “El Torrico”, formando un complejo sistema defensivo. Estas construcciones fueron demolidas en 1476 a raíz de la orden de Isabel La Católica, y reconstruidas posteriormente.

La torre está construida en mampostería y es maciza hasta la altura del adarve de la muralla. En uno de sus frentes se encuentra el escudo de los Reyes Católicos, enmarcado por una moldura. En su interior se dispone una sala cuadrada cubierta con bóveda de sillería de cañón apuntado. El acceso se efectúa a través del adarve, que continúa por encima de la puerta, de la que sólo se conserva uno de los tres arcos de medio punto que poseía. Hacia el otro lado se une con “El Torrico”.

Junto al arco de entrada se encuentra la hornacina de Nuestra Señora de la Encarnación. Es de estilo modernista, reformándose en 1950 por el arquitecto Ambrosio del Valle. Sobre pedestales apoyan dobles columnas corintias que sostienen un entablamento y sobre él hay un frontón partido con una cartela en el medio. Cobija una hornacina adintelada con reja, así como un vano de medio punto moldurado.

A la izquierda de la torre se ha levantado recientemente una estatua conmemorativa de los doscientos ballesteros que murieron en la defensa de la ciudad en este lugar.