Verificado


(SS. XIV – XV, Bien de Interés Cultural)

Constituye un interesante ejemplo de arquitectura doméstica de estilo mudéjar, cuya estructura responde al modelo de casa mediterránea, con un patio central alrededor del cual se organizan cuatro galerías abiertas que dan acceso a las distintas dependencias. Destaca la arquería en forma de porche, por la que se accede en la actualidad, y que en origen fue la galería que daba paso a un corral o jardín, espacio en el que con posterioridad se construyó la vivienda contigua.

A partir de 1964 se reconstruyó el edificio con materiales propios y restos de otras construcciones de la misma época, adecuándose para albergar el Museo Arqueológico, en el que se encuentran instaladas distintas colecciones procedentes de Úbeda y otros lugares de la provincia.

Planta baja

Sala I: Prehistoria. Repertorio de utensilios en piedra procedentes de algunos yacimientos paleolíticos de la provincia –Puente Mocho en Beas de Segura y La Calera en La Carolina–. Cerámica y objetos en metal procedentes de ajuares funerarios de la Edad del Bronce –1400-1300 a.C.– excavados en el barrio del Alcázar del núcleo urbano de Úbeda.

Patio: Piezas escultóricas, fragmentos de elementos arquitectónicos y estelas funerarias de época romana procedentes de Úbeda la Vieja –la Colonia Salaria fundada por Augusto–. Cabe destacar una portada mudéjar del siglo XIII procedente de una casa localizada en el barrio del Alcázar.

Primera planta

En la galería abierta se expone parte de las maderas, policromadas con lacerías mudéjares, del artesonado original de la casa.

Sala II: Protohistoria. Piezas de época ibérica y romana. Urnas cinerarias y otras vasijas en cerámica procedentes del yacimiento ibérico de Castellones de Ceal –Hinojares–. Colección de exvotos ibéricos en bronce procedentes del Collado de Los Jardines –Santa Elena–.

Sala III: Cerámica de uso doméstico de época medieval y moderna procedente de Úbeda.

Aneja al Museo se encuentra la Casa de las Culebras, de finales del siglo XVI, llamada así por la decoración de bichas, hoy desaparecida, que presentaba su fachada.